blog

Comunicados & motivados
Ayudamos a que las personas se conecten con su mejor versión
15 06 2017 |
Nadia Elizondo
¿Qué implica ser Embajador en una empresa?
Según la Real Academia Española, embajador significa: persona, entidad o cosa que por ser característico de un lugar o país, se considera representativo. Trasladando este concepto a la organización, ¿Quién mejor para recomendar una marca que los colaboradores que están más vinculadas a ella?
Las empresas deben promover esta participación, detectando los actores claves, generando contenido de interés, entrenando a sus colaboradores en el buen uso de las RRSS y elaboración de contenidos, reconociendo la particiación. Te contamos aquí 5 claves para detectar a tus “mejores embajadores”:
-Son buenos comunicadores: a todo embajador le es innato este rasgo y no se trata de tener estudios en Comunicación Social o ser relacionista público, sino simplemente de comunicar. Este colaborador interactúa con toda la empresa sin importar el puesto del organigrama en el que se encuentre. Siempre se mantiene informado de las políticas y cambios en su empresa y está alineado con los canales de comunicación. En general es quien lleva nuestra marca empleadora a la redes, por ejemplo: cuando nuestro embajador es participe de un evento o beneficio, instantáneamente hará un post en Facebook, Instagram o Linkedin.
-Tienen actitud positiva: es una de las características fundamentales de nuestro embajador. Son personas dinámicas y que ven de todo lo mejor. Tienen una mirada apreciativa. Laura Isanta, Coach y especialista en Indagación Apreciativa resume: “La apreciatividad es una capacidad humana de alto impacto en la calidad de vida de las personas y en los resultados de las organizaciones. Es la habilidad de ver el todo y seleccionar deliberadamente lo mejor y lo preciado. Es construir el futuro con el potencial del presente”.
-Viven los valores de la empresa: los caracteriza el respeto, la solidaridad hacia el otro, la ganas de trabajar en equipo y la buena predisposición. Se sienten a gusto con la empresa y el significado de su trabajo y muchas veces promotores de las buenas prácticas.
– Son participadores activos en las RRSS: tiene muchos seguidores, son activos en las conversaciones y serán los primeros en sumarse a las propuestas de la empresa. También tienen la capacidad de impulsar y contagiar su energía a otros.
– Construyen su marca personal y refuerzan la marca empleadora: Conocen la sinergia entre ambas y tienen facilidad para asistir a eventos, conectar gente y generar cotenido de interés y beneficio mutuo.
Como empresa debemos estar atentos a estos colaboradores con tan buenas cualidades, escucharlos y por sobre todo propiciar un espacio nutritivo para disfrutar de su mejor versión.
Compártelo en tus redes
FacebookTwitterLinkedIn